31 diciembre 2008

Adiós 2008 y gracias, gente

Gente linda, gracias por haber leído mis disparatadas entradas en este blog tan personal. Muchos migrantes me han confesado que se han sentido identificados con mis situaciones, muchos me han dicho cosas simplemente tan lindas, muchos han sido lectores silenciosos, muchos me han escrito correos electrónicos, o comentarios telefónicos.
En este rincón del mundo me quedan cuatro horas de este 2008 que me ha resultado un tanto desafiante. Pienso despedirlo con una palmada en la espalda y un muchas gracias por el tiempo prestado, y a no volver, eh! que estoy esperando otras visitas... que se venga el 2009 nomás, me encanta el número porque resta 7 y todos sabemos que siete es cábala, y de la buena; me gusta porque es impar y amo los números impares. Lo amo porque es a estrenar, y adoro las novedades.
Creo que esta vez viene envuelto en papel rojo con cinta dorada. Fiesta total, pasión, y glamour.
Usen las horas que les quedan para pedir miles de deseos, porque, les repito, el 2009 se viene con todo.
Salud, gente preciosa, y a vivir el año nuevo con locura, que se las trae!!

22 diciembre 2008

Me hizo volver, ella

Ella también migró. Vive en varios idiomas, estoy segura de que sueña mezclado, traduce literalmente las frases hechas, cuenta en castellano, ama en hebreo, está a pasitos de recibirse de médica y hace rato que ya me la reservé como futura pediatra de mis hijos (aunque tal vez decida especializarse en reumatología, o en gerontología, no me importa, yo ya le avisé).
Estoy convencida de que plantó un árbol (por sí misma o por interpósita persona). Doy fe de que escribió un libro (lo hicimos juntas). Y me acaba de dar la inmensa alegría de contarme que va a tener un hijo.
Es el empujoncito que me faltaba para volver al blog.
Rosi: espero que la noticia no me la hayas contado con caracter reservado porque acaba de dejar de serlo!!!!!!!!!
Te quiero muchísimo. Tengo un montón de consejos para darte pero... ¿sabés qué? ¡¡¡Decidí no darte ninguno!!! Zambullite en la experiencia como hacés con todo. Siempre te va bien, sea en Argentina, en Polonia o en Israel. Y ésta va a ser tu obra maestra.
Gracias por alegrarme el día. Y hacerme volver al blog (que, by the way, ¿no tiene forma de palabra embarazada la palabra blog? cosas que se me ocurren cuando me emociono, sorry, mejor la dejo acá).
Besos panzunos, Rosi, y Happy Chanukah.

19 noviembre 2008

Doble ciudadanía

Después de cinco años, cinco meses y dos días de haber llegado a este continental país que nos recibió con bendiciones, nos dio un hijo, pulió otro idioma y coronó de experiencias, nos han otorgado la ciudadanía australiana. La ceremonia ha sido de lo más emotiva, Jeremías estaba exultante, Constanza toda una damita anglosajona, Henry desentendido (total, él ya nació australiano!). Dejaré que las fotos hablen por sí mismas, mientras sólo me queda una pregunta: ¿y ahora qué? ...





02 noviembre 2008

El susurro que me llevó de viaje

Cuando vivíamos en Argentina íbamos regularmente a Bet El, los viernes a la noche, para Shabat. Era una convocatoria religiosa, social, espiritual, marcada por encuentros y canciones, y altibajos de emociones, llorábamos, y nos reíamos, y reflexionábamos con las prédicas magistrales de Mario -maestro de los maestros, palabra precisa con puntería única para apretar todos los botones que hay apretar, de cada uno de los presentes y de todos a la vez, ¡qué Rabino!-.
Acá, al principio, no íbamos a ningún templo. No encajábamos en ninguno: éste es muy "religioso" (léase "practicante" y discúlpese el uso del término religioso con exclusividad para cierto sector, es sólo a fines ilustrativos); este otro es reformista, el de más allá es de ultra recontra ultra ortodoxos, con sombrero de piel y la mar en coche; al de la esquina hay que ir con manga larga y aquél que se ve tan lindo es de los sudafricanos casi exclusivamente. Está el único templo conservador, pero es chico... probemos.
Y empezamos a ir. Sin embargo, la completa aceptación llevó tiempo. Y no por la gente, tampoco por la ropa (iuju!! puedo ir en jeans si quiero!!) ni por la forma de sentarse (nos mezclamos todos y puedo darle la mano a Sergio sin escándalos). El Rabino también bien, inclusive el inglés no molestaba. Pero las melodías... las melodías eran diferentes, y más de una vez quedé colgadísima cantando el kidush a la manera de Bet El, o el Mi Kamoja, o repitiendo un estribillo cuando todos ya habían callado...
Pero seguimos yendo, y podría decir que recién este año nos lo tomamos más en serio y empezamos a ir todos los viernes, llueva o truene. Y claro, ahora nos sabemos todas las melodías como cualquier hijo de vecino, los altos, los bajos, las pausas, los lalalá: somos los maestros del rezo en ésta, nuestra nueva Comunidad. Todo bajo control....
Con ese espíritu de "todo bien" y "como pez en el agua" me encontraba el viernes pasado en el templo, cantando a coro con todos los otros congregantes. Era una más. Ya íbamos por el Aleinu, de pie, mirando hacia el Arón Hakodesh, aleinu leshaveaj laadon hakol, feliz cantando, superada la nostalgia.... cuando Sergio, despacito, en pleno "anajnu modim...", me susurra al oído:

-¿En qué página estaba el Aleinu en Bet El?

Me mató. Toda mi estructura firme de migrante superada se desmoronó como un flan. Me vino a la memoria todo junto: la menorá en el escenario, y la pila de de Sidurim a la entrada, y el Kol Bet El, y las sillas azules, y el templo precioso, y la alfombra azul, la pirámide de vidrio en el techo, y la melodía con la que Mario hacía su entrada a la bimá, el lalalá del Violinista sobre el Tejado que tararéabamos antes de que los novios subieran a la bendición, la música pegadiza del Veshamru, las estrofas del lejá dodí repartidas por distintas voces entre los congregantes, nunca sabías de qué rincón iba sonar la siguiente, las prédicas de Dani, también obras maestra, las miradas, los coqueteos, la Amidá que siempre terminaba antes de que uno pudiera terminar, pero estaba bien, porque es tan larga, y el boi boi boi del Aleinu, obviamente, y Adrián Brukman: el jazán más lindo, y los perfumes, y los cuchicheos, y la invocación final, abrazados al de al lado, venciendo la timidez, con otra vez las palabras de Mario... hermosas... perfectas... justas... y Adonai oz leamó itén, Adonai iebarej et amó vashalom, Shabat shalom
Casi me descompongo del viaje relámpago que el comentario de Sergio me generó. Me tuve que agarrar a la silla.

¿Adaptada, yo? Seguro. ¡¡Siempre que nadie me susurre al oído preguntas indecentes!!

(By the way: el Aleinu estaba en la página 146, nos ponemos de pie por favor...)

23 octubre 2008

El gran insulto (según Jeremías)

Jeremías peleando con otro argentino. Se escucha el siguiente "intercambio de ideas":

Jere : tonto!
XX: tarado
Jere: bobo!
XX: feo
Jere: malo!
XX: y vos tenés cara sucia
Jere: y vos... tenés cara fea!
XX: y tu pelo es feo
Jere: y tu... (piensa) y tu... y tu..... !!!!!y tu culo es de Buenos Aires!!!!!!!!!!!!

12 octubre 2008

Conversation at the beach

El sábado me subí al auto, agarré un pote de crema, dos de los chicos, tres toallas, viajé cuatro minutos y estaba en la playa. Me tiré panza arriba, al lado de un grupo de chicos, debían de andar en sus quince. En eso llegan unas chicas, misma edad. La conversación entre ellos fue la siguiente:

-Hi
-Hi
-MySpace?
-Facebook.
-Oh. Facebook?
-MySpace.
-And you? MySpace?
-Facebook and MySpace.
-Oh.

07 octubre 2008

Por ser buena

Última hora de clases, justo la tenía libre. Me dispongo a navegar. Nada en especial, un poco de email, un poco de Clarín, Facebook no porque está bloqueado, etcétera. Estaba tan cómoda en mi oficina cuando justo suena el interno. Acá puedo contarles que dudé en atender. Estaba sola y nadie se hubiese dado cuenta... pero mi superyó me convenció de "hacer lo correcto". Era la recepcionista, pidiéndome que le haga un "big big favour". La cosa es que estaban tratando de ubicar a una de las maestras para pasarle un mensaje y no la podían ubicar ni por los parlantes, a ver si yo podía ir a ver por dónde andaba Sigal.
-"O.k, leave it to me, don´t worry" - le dije, mientras por adentro maldecía haber atendido el llamadito. Pero ahí estaba yo: ya había tomado sobre mí la responsabilidad de encontrar a Sigal así que lo iba a hacer costara lo que costara (inclusive mi hora libre, buaaaaaaaaaaaaaah!!).
Voy, vengo, recorro, pregunto. Nada. Me dicen que tal vez está en el Sport Center. O sea en la otra punta, lo cual me implicaba atravesar todo el campus. Y afuera amenazaba con llover. Y los que me conocen ya saben que si llueve.. mi pelo... oyvavoy!! Pero fui: la misión la tenía que cumplir. Hacía frio, viento, y Sigal nada, ni aparecía. De mi preciada hora libre a esta altura quedaban escasos quince minutos. Con mi última esperanza llego al Campus del Jardín de infantes, y le digo a la directora que estoy tratando de encontrar a Sigal pero niente, nada, gurnisht, se la tragó la tierra.
-Ah! Sigal está acá, arriba, subí.
-Ah -le digo, exhausta- no la podemos llamar por el interno (yo estaba sin aliento).
-No, está en la Sala de Música, no hay interno ahí, a propósito. Además subí que te va a encantar: hay una banda israelí.
Y bueh, no me van a faltar cinco para el peso, ¿no? Ya que llegué hasta acá. Así que subo, a terminar de cumplir la misión de pasarle a Sigal el mensajito. La sala de música no es más que un aula. Super equipada pero el tamaño no es grande. Un aula.
Cuando voy llegando, medio maldiciendo mi costado de nena buena, medio satisfecha conmigo misma, me llega el sonido de la banda... qué bien que suena. Entro.
¿Y qué veo? ¡Plop! Nada más ni nada menos que a los de Shotei Hanevua.
No lo podía creer.
No era una banda más, un israelí más que viene a cantar al cole, alguien en viaje de intercambio cultural, una banda escolar o militar, de las que estamos tan acostumbrados acá. ¡Eran dos de los de Shotei Hanevua, ahí, frente a mis incrédulos ojos, tocando en la salita de cinco (de mi hijo, de casualidad, cuya morá es Sigal)! Una función privada para estos gurrumines, y un par de teachers, y quien quisiera escuchar... como en la intimidad de un living. Es que son los tíos de Shailee, la compañerita de Jere del jardín, y vinieron a visitarla a Australia, y bueno, ya que estaban, ¿¿¿por qué no tocar para sus amiguitos del cole???
Así que ahí los tuve, en función privada, a veinte centímetros.
Y todo por ser buena.



Acá para que sepan quiénes son
http://www.youtube.com/watch?v=j2dr8aEOZGU

01 octubre 2008

Nació en el 2002, ¡qué pretenden!

Estamos de vacaciones. Jere jugando a juegos de varones, la guerra, la lucha, todo muy físico. En eso se queda medio atrapado abajo de un sillón. Y me dice, involucrándome en el juego:
-¡¡Mami, rápido, dame el teléfono que tengo que llamar a Emergencias, que me vengan a rescatar!!
Le paso urgente el teléfono siguiendo el juego, y, como buena madre, aprovecho para educar/testear sus reflejos diciéndole:
-Ok, tomá, ¡¡¡rápido!!! ¡¿Y qué número vas a marcar??
-¡000!
-¡Bien! -(aliviadísima)- ¿tu dirección?
-"jeremias.a.m@....."
-No, mi amor, dirección, address!!!
-(repite, pero ahora con acento en inglés): "JEREMIAS.A.M@....."!!!
-(ENTRE MUERTA DE RISA Y PREOCUPADA): No, mi amor, dirección: ¡¡¡tu dirección para que te vengan a buscar lo de Emergencias!!!
-AAAAAAAAAAh, "esa" dirección!....

Y me la dijo.
¿Generación Y? ¿Z? ¿Cómo es que los llaman?
Válgame dios. Qué perdido estaría mi abuelo Raúl si se levantara de la tumba.

28 septiembre 2008

Shaná Tová (o de porqué sigo cocinando todos los años)

Va a ser mi sexto festejo de Rosh Hashaná lejos de los míos de Argentina (y mi cuñada de USA).
Les cuento que ayer cociné durante seis horas (no exagero) seguidas, con Henry revoloteando a mi alrededor, tocando todos los utensilios, metiendo la mano en la basura, desparramando la harina por el aire, metiendo una manito en el frasco de miel mientras con la otra agujereaba el guefilte fish... no sé cómo logré terminar la tarea sin perder el juicio (bah, quizás sí lo perdí... pero dios me perdonará en Yom Kipur! Espero...). Cuando estaba a punto de abandonar, y me juraba a mí misma que "el año que viene compro todo hecho y listo" se acerca Coni y me dice "Mami, todo huele riquísimo!!!".
Ya está. Con eso me sacó la mejor sonrisa, me olvidé de los desastres "henrísticos" y y de las horas de pie. Y me dije que de eso se trata: de que haya en la casa -el hogar- olor a Leikaj y a torta de manzana y a pollo y a guefilte fish y que tu hija aspire profundo y te diga qué rico. De acá a veinte años se podrá olvidar el ritual, podrá no acordarse de algún rezo, pero jamás olvidará los olores promisorios de los preparativos: la "anticipación". Que muchas veces es más que el festejo mismo.
¿El menú? Jalá redonda, manzanas con miel, guefilte fish, ensalada verde con noodles, ensalada de papa y huevo, pollo con manzanas a la miel, una bandeja gigante de papas, batatas y calabazas grilladas, arroz oriental, helado, torta de miel (leikaj), tarta de manzana con helado de vainilla y mucho mucho mucho amor.
Shaná tová, gente. Feliz Año.

23 septiembre 2008

Jere literal

Gran cosa acá, el footy -versión local mezcla de fútbol con Rugby, por decirlo de alguna manera-. Coni es hincha de Saint Kilda, Jere de Hawthorn. Otra vez se enfrentaron ambos equipos en la semi. La última vez que eso pasó, ganó el equipo de Coni y Jere terminó llorando a moco tendido, desconsoladamente, miles de palabras de consuelo no sirvieron para calmarlo.
Así que esta vez, mejor prevenir, pensé.

-Jere
-¿Qué?
-Vos sabés que tu equipo puede ganar o perder
-Sí...
-Y si gana, genial...
-Sí
-Lo festejás con tuti...
-Sí
-Pero si pierde, tenés que ponerte la camiseta igual, eh!
-No, mami: está para lavar

17 septiembre 2008

Los habitué

Me siento en el café, todos los días a la misma hora. Laptop, cortado doble con leche descremada, tostada con queso blanco. As usual. Obviamente no soy la única: coincido siempre con los mismos. Por lo tanto, nos saludamos con un cordial Hi, una sonrisa y una inclinación de cabeza. Eso es todo.

Ayer, sin embargo, uno de los "habitué" inició una conversación conmigo. Cómo te llamás, vivís por acá, trabajás? Me llamo Daniela, vivo a cinco cuadras, sí, trabajo.¨¿En dónde trabajás? En Bialik College. Ah... (se queda pensativo, como alerta). ¿Y qué hacés ahí? Soy teacher. ¿De qué? De hebreo...

Al habitué se le transforma la cara. Y -ahí viene lo más ridículo de la historia- me reprocha:

"¿¿¿¡¡Y cómo no me dijiste que hablabas hebreo???!!".

Resulta que el habitué -ahora sabemos que se llama Ofer- es israelí, y obviamente lo he escuchado hablar hebreo muchas mañanas, ya sea por celular o con alguno de sus ocasionales compañeros de mesa. Sin embargo, no entiendo porqué extraño motivo me levantaría yo de mi mesa, me acercaría a la de él -completo extraño- y le diría:

-By the way, I speak Hebrew...

Esto mismo le expliqué a él, le dije "es que ni te conozco, cómo voy a acercarme y decirte que yo hablo hebreo, por qué motivo lo haría? ¿¿¿Acaso cada vez que oigo a alguien hablar hebreo (y hay muchos por mi zona) debería yo acercarme y decirles "yo hablo hebreo"???

Pero Ofer estaba enojadísimo, me decía que yo era "naughty" y que lo hice "a propósito" (...)

Me hacía naughty naughty naughty con el dedo y todo. Yo quería tranquilizarlo diciéndole quedáte tranquilo que no dijiste nada comprometedor pero no lo hice (por naughty, quizás, jaja...).

Sirva semejante anécdota para reflexionar sobre las pequeñas comunidades silenciosas que se forman en los cafecitos de por ahí, lo mismo con la gente que se junta siempre a la misma hora en la parada del colectivo, o la estación de tren, de alguna manera nos conocemos, somos como compinches de algo, pero... ¿de qué?

Mientras escribo esto Ofer está sentado en la mesa de al lado.

Creo que después de semejante discusión que tuvimos siendo completamente desconocidos (de lo más bizarro), ahora somos amigos. De café.

09 septiembre 2008

Veo, quiero, a cualquier costo

Coni está desesperada por tener un celular.
Le dijimos que no, que no "necesita".
Ella dice que "toooodas" las amigas tienen.
Le pregunto quiénes.
Me las nombra. no llega ni a la mitad.
Le digo, ves, no toooodas tienen. Sólo las que necesitan. Por ejemplo, Tira, porque viaja en micro, entonces a veces los padres quieren saber dónde está, si se atrasó, etcétera.
O Natasha, porque tiene a los padres separados, entonces cada uno la llama al celu, para evitar contactos indeseados.

"Ah, bueno, entonces" -dice Coni- ... "ya sé lo que quiero para fin de año: que ustedes se separen!!!".

jeje.
(supongo que no lo dice en serio)
Tendré que preguntárselo.
Por Facebook.
Es la manera que mejor funciona en este momento para hacerla hablar.

Aaaaaaaaahhhhhh, modernidad, frenética, genial, espiralada, compleja modernidad!!!!!!

02 septiembre 2008

otra vez Ariel

Esto de migrar te lleva a lugares te lleva a ciudades te lleva a integrar olores, aromas que impregnan para siempre memorias que volverán con el olfato recurrente y un viaje sideral al pasado.
Esto de migrar te lleva conocer gente, mucha y de las más variadas razas, formas, colores y personalidades. Algunas pasarán como una ráfaga, de otros recordaremos sólo el nombre, de aquél quizás la circunstancia en que nos conocimos. Otros, sin embargo, entran para permanecer. Se imprimen.
De la vez qu vivimos en Israel conocimos a Ariel. La onda fue increíble. Ariel y yo trabajamos juntos cuando yo era corresponsal del Planeta Urbano y él ya un reconocido fotógrafo. Yo hacía las notas, él las fotos.
Después vino la vuelta a Argentina. Después la vida. Después Australia. Y él allá.
Pasaron diez años desde que nos despedimos en Jerusalén, y me acuerdo como hoy, en el pasillo de nuestro edificio en la calle Pharan 4... Y ayer sonó el teléfono.
Y era Ariel.
Fue -como él lo describió perfectamente- como si entonces hubiese tenido que cortar el teléfono para encargarme de mis hijos y le hubiese dicho (por ejemplo) ´te llamo en cinco que Coni está llorando´...
Hablamos como si nada, como si hace cinco minutos hubiésemos interrumpido la conversación y la estuviéramos retomando.
Migrar te pega fuerte, a veces te da con todo.
Pero la pucha que te regala caricias al alma, también.

18 agosto 2008

Dos cosas sobre los Juegos Olímpicos

Una - ¿cómo es que se siguen batiendo récords? ¿Es por drogas, es por entrenamiento, es por el avance de la tecnología que permite mejores y más eficaces entrenamientos? ¿Y hasta dónde vamos a llegar?

Y dos - ¿saben por qué Juegos Olímpicos se abrevia J.J.O.O. y no J.O. en la prensa en español? Porque cuando se usan siglas y la palabra es en plural, se repite la incial. Como en E.E.U.U., R.R.H.H...Interesante, ¿no?
Este dato me lo dio un super super amigo que sabe todo :).

13 agosto 2008

De menor a mayor


Con esta imagen me voy a dormir todas las noches: el calzado de los tres mosqueteros preparado para el día siguiente.


Todas las noches lo veo y todas las noches sonrío, enternecidísima.


07 agosto 2008

Respuesta a V.

V. me acaba de mandar un mail.
Y me pregunta cosas sobre Melbourne, sobre la migración.
Que cuáles son las cosas que añoro...
Creo que puedo resumirlo en las dos siguientes frases:
1) Todavía me quedo pagando con los chistes (es decir, hago chistes y nadie se ríe)
2)Todavía me miran espantados cuando hago preguntas "íntimas", léase: "¿cuántos años tenés?" (qué terrible!!! no puedo creer que pregunté eso!!!) o: "¿a qué te dedicás?" (Oh my god, did I just ask that?!!!!).
A veces me siento que no vine de Argentina sino de otro planeta.
O de otro pozo.
Y eso que por lo menos aprendí a no preguntar preguntas íntimas de verdad-verdadera como: "¿te llevás bien con tu marido?"... "¿pensás tener más hijos?"... "¿por qué tenes esa cicatriz?"... "¿cuántas veces por semana?"...
Ahí creo que me excomulgan.
Fuera de eso, V., todo bien.
Australia vale la pena.

05 agosto 2008

Ayer tuve una vivencia fascinante:

conocí a mi vecino!
Después de cinco años de vivir en el mismo barrio, misma calle, mismísima casa, finalmente me topé con mi vecino de al lado. Y hasta se presentó y me dio la mano.
Es que Henry decidió salir a caminar aprovechando que salimos a sacar la basura. Y como es una criaturita no inciada en el tema de la propiedad privada, en vez de caminar derecho por la vereda como cualquier ciudadano que se precie de tal, el muy sinverguenza se metía en todas las casas, al mejor estilo sodero. Y hete aquí que en cuanto se mete a la casa de al lado -al porche, digamos- justito llega el dueño, que va directo a su buzón a recoger el correo postal, como cualquier australiano que también se precie de tal. Me mira sorprendido de ver una cosita rubia merodeando por su propiedad, y más sorprendido aún, supongo yo, de que la madre de la cosita rubia -rubia ahora también, debo aclarar- no hacía nada por sacarlo de allí. El vecino luego intentó un aniñado "helloooooooooo" hacia Henry, y ahí le tuve que explicar "es que recién se largó a caminar"... A lo que el hombre me dice:
- "Y vos vivís por acá?".
-"Sí. Precisamente al lado tuyo"
-"Ah" - me extiende la mano- "yo soy Raymond".
-"Daniela"
Y luego... la pregunta de rigor...
-"De dónde es ese acento tan lindo" (¡!)
-De Argentina (sonrisa fija)

En fin, la conversación se extendió por unos minutos con las preguntas de libreto, pero me atrevería a confesar, por el brillo de sus ojos, que Raymond también estaba fascinado por la apasionante, increíble, latina vivencia de haber conocido a su vecina, en este país tan amorosamente anglosajón necesitado de calorcito.

Pero la historia no termina allí... Algunas casas vienen de a tres, en filita. Es como un terreno alargado hacia atrás con dos, tres, o cuatro casas generalmente idénticas construidas una atrás de la otra. O sea que las personas que viven allí son como "supervecinos", por la cercanía.
Ahora bien, mientras estaba charlando con Raymond llega otro auto, y tuvimos que corrernos para dejarlo pasar. Era la de la casa de atrás de Raymond. Miro a la conductora y la reconozco: ¡la dueña del negocio donde me compro los jeans!
"Hola", le digo, "vos sos la de los jeans".
"Ah, sí, hola" -me dice. Y, mirando a Raymond, sorprendentemente ella me pregunta:
-"¿Este es tu papá?"
-"No" -le digo, atónita- "es tu vecino de al lado".
-"Ah".

¿Pueblo chico, dije, hace poco? No se nota.

27 julio 2008

Pueblo chico

El viernes fui al templo.
Entré, me senté. Estaban cantando el "lecha dodi".
Nos pusimos todos de pie para la última estrofa, en la que hay que darle la bienvenida al descanso sabático con una reverencia.
Y ahí los vi.
A un lado -mi izquierda- mi dentista.
Y al otro -a mi derecha- mi ginecólogo.
Ahhhh... pueblo chico. Destino de inmigrante que se guetifica...
Saludé a ambos con una leve inclinación de cabeza, rogando que no se conozcan... dios sabe qué conversaciones heréticas podrían entablar en honor de todos mis órganos que ambos tan bien conocen!...

22 julio 2008

El matrimonio según Jeremías

-¿Mami, por qué el novio le besa el corpiño a la novia cuando se casan?
-¿Eh!!!!!!?
-Que por qué el novio le tiene que dar un beso en el corpiño.
-¿De dónde sacaste eso? (Y yo que pensé que ya había escuchado todo de Jere...)
-Y... cuando dicen: "And now you may kiss the bra!"
-No, mi amor, lo que dicen es: "And now you may kiss the BRIDE"
-Ah.
-Vení, dame un beso.
-Chuik.
-Chuik. Te quiero mucho, hijo.
-Yo te amo.

15 julio 2008

Aprender a leer, esa magia.

Qué difícil es entender que alguien no pueda leer:
Yo me siento, libro en mano, las letras no se me aparecen más que como letras, la lógica conexión entre ellas, el sonido que forman al unirse me es TAN OBVIO.
Y sin embargo, ahí estoy, con Jeremías a upa, sus ojos y mente de seis años tratando de leer... ¿y qué es eso? ¿Juntar sonidos? ¿Unir garabatos y hacerlos sonar como algo que llamamos palabra? Es sólo una convención para poder comunicarnos.
Me tengo que armar de paciencia para no terminarle la palabra antes de lo que a él le lleva descifrarla. La tarea es titánica, y eso es lo que más me intriga: nosotros no podríamos NO-LEER lo que está escrito, es decir, no podríamos ver otra cosa que no sean palabras con sentido, aunque quisiéramos. Pero Jere, ¿qué ve? ¿qué ve cuando mira las letras? ¿y qué pasa en ese momento crucial en que -después de unos segundos, y una serie de intentos bbbb...baaa...bee.be...bed!- deja de ver unos garabatos y ve una letra, y otra, y sale una palabra de sus labios?
Fascinante.
Me había olvidado que una vez no supe leer.

12 julio 2008

El paladar se ha pronunciado



No sabemos si Henry hablará castellano o no, si con acento pronunciado o leve, porteño, neutro o anglosajón. Pero el mate, por lo menos, ya lo ha incorporado. Toma con ruidito y todo.

10 julio 2008

Barreda tiene Facebook

... ¡y tiene más amigos que yo!
El famoso odontólogo devenido asesino con mayor popularidad en la historia está en Facebook y cosecha amistades a mano batiente (diría mandíbula, por lo de dentista, jeje...).
Y yo, que estoy semifascinada con la herramienta, que hasta parece que estoy haciendo un pseudo doctorado en Facebook -no por cómo lo uso sino por cómo lo analizo- dudo: ¿lo agrego o no lo agrego? Es que no me queda otra que pedir de incorporarme a su lista ya que es la única manera de poder ver toda su actividad, lo que la gente le escribe, etcétera. Y me mata la curiosidad.
De todos modos, no es que Barreda va salir de la página y matarme de un escopetazo, ¿no? (¿o sí?)...
Veremos si gana la curiosidad o la cordura.
Por ahora, y como buena inmigrante, seguiré usando Facebook para reencontrarme con amistades perdidas, diseminadas, extrañadas, amadas.
A ver si le gano.

08 julio 2008

O la casa, o el blog

Estábamos cenando festejando el cumple de mi papá, hace unas horas, cuando se acerca una de las mozas a avisarnos que la cocina ceraría en diez minutos, por si todavía queríamos pedir algo. Eran apenas las nueve de le noche. Imagínense que ustedes, por ahí, por esos países nocturnos y noctámbulos, recién se estarían empezando a bañar para prepararse para salir! Yo, después de cinco años, estoy acostumbrada a esto de que todo cierra temprano. De todos modos no dejé de sorprenderme un poquitín (será porque ahora que mis viejos están de visita me traen un poquito de nuestras benditas costumbres argentinas acá a Melbourne.). Entonces me dije: "qué bueno, recién las nueve. cuando llegue a casa voy a tener tiempo de leer, darme un baño de inmersión, estar en la compu, seguir la novela y escribir en el blog"...
Bueno, no sé cómo pasó pero ahora es la UNA DE LA MAÑANA y se me fueron CUATRO HORAS haciendo de todo menos lo que dije que iba a hacer por puro placer, para mí y mi propia satisfacción!!!! Léase: bañar a Henry, planchar la ropa para mañana, preparar mochila, hacer viandas, poner el secarropas, sacar del lavarropas (o era al revés?), retar a Coni, caminar levantando cosas tiradas por ahí (a veces sé lo que es caminar por un campo minado, créanmelo!), calentar la mamadera, amamantar, alternar con mamadera de nuevo, hacer la papelería para el contador, bañar a Henry que se acaba de hacer, retarlo a Jere, amigarme con Coni, otra vez la mamadera, amigarme con Jere, pasar la aspiradora de mano para juntar restos de pochoclo de antes de ayer, luchar con Coni y Jere, a la vez, para que vayan a bañarse, dormir a Henry que se despertó con los gritos, preparar mi ropa para mañana, chequear el pronóstico, cambiar la elección por algo más abrigado, buscar la ficha que falta del juego que dejaron tirado porque si no no me voy a poder dormir (obse, yo?), pagar el gas que vence hoy y bueno, se me fueron las cuatro horas.
Así que votemos:
O los quehaceres domésticos, o el blog.
Favor depositar votos en la Urna de comentarios.

05 julio 2008

El tiempo pasa

... "nos vamos poniendo viejos", dice la canción, no?
Bueno, acá van unas pocas señales:

1) Coni (10) tiene novio.
Hace tres meses.
Ya hacen planes para irse juntos de colonia de vacaciones.
2)Los padres del novio mi hija nos quieren invitar a la casa.
A cenar.
3)Jere (6) tiene su propia cuenta de email.
No quiere que sepa su contraseña.
4)Coni no quiere que la salude efusivamente delante de sus amigas.
Ni qué hablar delante de Sam...
5)Mi hija escribió lo siguiente en un mensaje de chat (que logré ver furtivamente):
gtg soz bi ps dont w
Le pregunté en qué idioma era.
Me miró con cara de hija.
Adolescente.
Me "tradujo":
"I´ve got to go. Sorry. Bye. Please don´t write"
(Y yo que pensé que sabía inglés...)
6)En Facebook encuentro apellidos conocidos de mi infancia.
Entusiasmada, abro esos nombres.
Descubro que son los hijos de mis amigos.
(El parecido es inmenso, me retrotrae unos cuántos años atrás, es él (o ella) reencarnado en su hijo/a).
Qué escalofrío.
7)De repente me encuentro diciendo cosas como "Sí... cuando egresé del Secundario hace veintidós años....", o: "Cuando terminé la Primaria, hace veintisiete años...".
A la flauta.
8)Los primeros alumnos que tuve tienen hoy treinta años.
Y tienen hijos.
Que tienen Facebook.
9)Cuando hablo con Coni y Jere tengo que morderme la lengua para no decirles la odiosa frase "Cuando yo era chica... (bla bla bla bla)".
10)Cuando yo era chica viejas era las de treinta. ¿Cuarenta? Al borde del asilo.

Si terminaste de leer y estás sonriendo... ¡bienvenido al club!

16 junio 2008

Jere - el regreso

Escenario: Jere y yo en el 7 Eleven, que, como ya expliqué en otras ocasiones, es como la Shell, o la Esso, estación de servicio más venta de bebidas, cafecito, golosinas... y revistas!

Diálogo:


-Mami, ¿me comprás una revista?

-Mmmmm, no mi amor, ya te compré un chocolate...

-Pero dale, mami!! ¿me comprás una revista?

-Mmmm, pero mi amor, ya te compré también una Coca

-Pero, dale, mami, quiero una revista, me comprás una revista, dale

(Ante la insistencia:) -Mmm,... bueno, a ver, cuál, traéla


...... (Jere yendo a buscar la revista).......................



-Ésta!!

-----


----------



----------------


--------------------------


---------------------------------


------------------------------------


-------------------------------------



-(Plop!)




13 junio 2008

¿Empleada doméstica?

...Ya no la necesito. ¡¡¡Se acabaron mis problemas!!!
Gracias HENRY:




02 junio 2008

Feliz primer cumple, HENRY

Henry cumple un año. Ya viajó en avión, ya cruzó los océanos, ya tuvo conferencias online, ya habla dos idiomas, ya maneja el control remoto, el mousse... y a mí!!! Henry: el mundo a tus pies.

Feliz cumple mi amor.


18 mayo 2008

Lo hablaba ayer con mi mamá

Todos nos damos cuenta de que el invento de Internet y la telefonía celular son algo genial, y lo más revolucionario de nuestra época. Lo hablaba yer con mi mamá a raíz de un reecuentro que tuve a través de Facebook con mi compañera de la primaria Laura Zelentcher. Nosotros -los que mandábamos cartas por correo y esperábamos semanas la respuesta, o los que esperábamos años por la conexión de una línea telefónica, o los que podíamos tener la excusa de "te llamé pero me daba ocupado"- no podemos dejar de maravillarnos por la simplicidad, la instantaneidad y la inmediatez de las conexiones hoy en día. Msn, Skype, y similares, son una conjunción inteligentísima de lo que ambas cosas representan. Te buscan, te encuentran. te llaman, te ubican, ¡listo!
Entonces, ¿qué es lo próximo que se viene? Lo proximo grosso, revolucionario, grande. Yo digo: la teletransportación. ¿Recuerdan la película La Mosca?... Les pido a todos lean aquí y me digan si la teletransportación es factible. Podríamos llegar a vernos en cuestión de segundos, más allá de que vivamos en países tan distantes como Argentina, Israel, Australia...
La teletransportación, o los hologramas. Algo de eso habrá, espero vivir para, por lo menos, decirles la frase más odiosa que se haya inventado jamás: "¡¡yo te dije!!".
Fuera de broma: sería el próximo invento más revolucionario después de la era de Internet, y nos ahorraría a todos estos te extraño y te quiero y muchi muchi y cuchi cuchi a los que nos tiene acostumbrado ésta. nuestra era de transportación en tiempo real.

14 mayo 2008

Diferentes reflexiones cortísimas sobre la vuelta a Australia

A aquellos que no tienen hermanos: ¡¡reclamen indeminización!! No tener hermanas es un delito y debería estar penado por la ley. Ya sea hermanos de sangre o amigos muy íntimos - esos hermanos del corazón. Marce, Silvy: las extraño. ¡Qué bien la pasamos, eh!

Creo que estoy enloqueciendo: ¡¡¡extraño a mi suegra!!! Silvia: gracias por el aguante.

La respuesta a la pregunta "y, ¿te dieron ganas de volver???" es más compleja que un simple NO o SI. Por favor absténganse de formularla a menos que cuenten con más de cinco segundos para escuchar la contestación.

La desconexión en este mes fue tan grande que al volver no recordaba ni cómo se prendían las hornallas, ni dónde guardaba el control remoto, ni el nombre de la sala de mi hijo, ni qué comía Jere los miércoles en el lunch order, ni donde estaba el edulcorante, o cómo se cargaba el celular. Una amnesia violenta más que significatva. Es como si hubiera llegado a Australia por primera vez. Qué cosa rara...

El inglés no se me olvidó y el acento está intacto. El argentino, obvio. Dios no me ha concedido el don de la buena pronunciación y cada regreso de los viajes a Argentina no hacen más que hacérmelo recordar.

No soy de aquí ni soy de allá.

09 mayo 2008

Se acabó

El viaje ha llegado a su fin. A las 23:59 estaremos "embarcando" para Australia. Las emociones son encontradas. Encontradísimas, bah. Hoy tuve que ir a comprar dos valijas más -aparte de la que me presta mi suegra- para cargar todo lo que compré, me regalaron, encontramos de cuando era chica (por ejemplo, el cartel con el nombre "Daniela" en madera labrada que colgaba de la puerta de mi habitación de cuando era chica, que me acaba de dar mi papá con la recomendación "mirá, lleváte esto, ¡qué recuerdo! No lo tires, eh!"...). Además: cosas que Constanza y Jeremías juntaron por ahí, o que encontraron por la calle (Coni es una juntadora), regalos, souvenirs, golosinas, libros, collares, folletos de Reiki y El Arte de Vivir, hilos encerados para hacer pulseritas, de colores varios... en carreteles profesionales!!, más toda la colección de Mafalda, Cd de música para dormir a Henry, cuarzos y atrapasueños, el yoyo profesional y un Ta Te Ti, una alcancía de Blancanieves y broches multicolores para el pelo. Y la lista sigue. Y sigue. Y sigue... Es más: mi suegra acaba de ir a comprar una balanza, de esas de baño, porque estoy intranquila con el sobrepeso (no el mío, sino el de las valijas...).
Pero eso sí: ¡¡Quién me quita lo bailado!!
Gracias gente linda, mi gente, la que está acá, qué alegrón enorme y cuánto placer -GENUINO, PROFUNDO, DE ESE "DE VERDAD"- haber estado con ustedes:
Mamá, Papá, Silvia (gracias por la casa), Jorge, Marce, Silvy, Rubén, Claudio, Guido, Juli, Tomi, Sonia, Riky y Mily, Caro, Mati, Gonzi, Nicolás, Tíos Martha y Hugo, Silvia, Gaby y Jonny, Tíos Saúl y Juanita, Tíos Clarita y Luis, Tía Mirta y ahora también Samuel, Daniel, Alicia y Daniel, Yamila, Caro y Flor, Patricia, Jen y Shai, Violeta, Boris y Sergio, Marcela y Manolo, Enrique y Raquel, los padres de Rubén, Ilán y Tali, Andrés (familia por aproximación que ya quiero), Evelina, Debbie Schachter, Andre y Clau, Kari y Cachito, Yamilita, Lily Diskin (el reencuentro), Moni, Ari, Naty y Juli, Ale, también: Perla, Horacio, Elías y Silvio, Mijal, Fabián, Micalea y Julieta, y la turca (todos ellos cariño por transferencia, amigos íntimos de mi hermana Silvy que ya también quiero), Fabi, María, Patricia, Aracelli, Lilian, Esmeralda (idem que el anterior, pero de mi hermana Marce, verlos es como asegurarme de que las cosas no cambiaron tanto, de que hay amistad, de que todo está bien, de que mis hermanas están bien, no sé cómo explicarlo).
Me he divertido tanto que tendré que volver. Dios quiera sea pronto, y siempre en estas felices circunstancias. Los quiero a todos.

05 mayo 2008

Tengo un grave problema

Me enganché con Por Amor a Vos. Y sólo me quedan cinco días de estadía en esta bendita tierra de las telenovelas. Me carcome la duda: ¿qué pasará con Beto, que está enamorado de Margarita que está enamorada de Sassone que sería el padre biológico del hijo que lleva en su vientre Betty, mejor amiga de Margarita, que está enamorada de Beto? ¿Y qué pasará con Margarita que le dio el sí a Sassone que es el aparente padre del hijo de Betty, pero también el aparente padre de León que está enamorado de Jazmín que es su aparente hermana porque él es aparentemente el hijo de Margarita quien en realidad no es su madre sino su tía, y cuyo padre verdadero es aparentemente Armando Molinari,que es el marido de Elvira pero flirtea con Ángela que es la esposa de Beto que está enamorado de Margarita?

Y ustedes que se pensaban que sus problemas eran serios. ¡Joder! Problemas son los de las telenovelas. Lo demás: pura cháchara.
(Postdata: se pagará en Euros a quien se comprometa a grabar la tira todos los días a las 21:30 por Canal Trece y la haga llegar a mi domicilio en Melbourne. Pago extra si viene sin las tandas comerciales).

La mejor y más revolucionaria dieta para adelgazar:

comer sin culpa!!!
En serio: creo que desde que subí al avión no paré de comer. Bastante. Ya sabrán ustedes por los posts anteriores. Y seguí, sólo que por recato gastronómico no he seguido mencionándolo. Debería estar redonda como Porcel. O casi. Sin embargo, no es el caso. Creo que la fórmula es que por primera vez en Argentina, comí sin culpa. Si estoy en un cumple como sandwichitos, masas y también la torta de cumpleaños (en vez de estar salivando de ganas por dentro pero negándome a probar bocado... "a ver si me ven comer, qué horror"). Si estoy en un restaurant pido postre (mi preferido: mousse de chocolate) y no un té digestivo. Si todos comen cucurucho yo también, y no me pido el vasito de plático más chiquito con únicamente helado de agua. Y encima dietético. No. Porque llevo viviendo casi cinco años en un país en que comer es, ¿cómo te diría?, a ver... ¡normal!
Así que ya saben: todos ustedes que probaron la dieta de la luna, la del salame, la disociada, la de las proteínas, la de Ravena o la de Cormillot, abandonen inmediatamente y dedíquense a comer con naturalidad.
¿La fórmula? SIN CULPA = SIN ROLLO.
Literalmente.

26 abril 2008

Argentino desargentinizado

El otro día llegamos a la noche a lo de mi suegra, cansados y tarde, así que decidimos pedir empanadas. Delivery (qué belleza de palabra, qué idea genial, qué gran falta me hace en Australia!!!!!!!! Obvio que existe, pero es lento, caro, y escasea). Llegan las empanadas. Ponemos un par en cada plato. Jere mira las suyas. Olfatea una. Y pregunta:
-¿Y esto cómo se come?
Lo miramos atónitos.
-Jere, es una empanada, ¿te acordás? El abuelo te hizo en Australia.
-Aaaaaah, cierto... ¡pero no me acuerdo cómo se agarran para que no sea messy! (un enchastre).
Le explicamos que así no (la había empezado a comer del medio, acostadita), que la agarre vertical, pero llevó unos cuantos minutos acostumbrarlo.
En consecuencia, estamos haciendo los trámites para quitarle a Jere la ciudadanía argentina: ¿¿alguna vez se vio un argentino que no sepa cómo comer una empanada?? Lo único que falta es que no reconozca el dulce de leche. Ahí lo expatriamos, y listo.

23 abril 2008

Un post zurdelli

Sabrán que, de visita en Argentina, estamos parando en lo de mi suegra. Es en el quinto piso de un coqueto edificio de Barrio Norte. Bajo y subo, entro y salgo varias veces por día. Y cada vez que lo hago está el portero para abrirme y cerrar la puerta. A veces camino más rápido desde el ascensor hasta la salida, en pasitos cortos y ligeros, tratando de que no se note que me apuro, a ver si le gano de mano y puedo abrir solita, porque ya me da verguenza tanta gentileza. Además, ya me había desacostumbrado (¡Melbourne y su -bendita- igualdad!). Pero no sé cómo él siempre llega primero. Abre, cierra, abre, cierra, estoy por salir y él abre. Estoy por entrar y él abre. Creo que vive pegado al picaporte. Mi mayor problema, en realidad, reside en que se me han agotado las frases de cortesía.
"Gracias". "Buen Día" si es de día, "Buenas tardes" si es de tarde, "Buenas noches" si es de noche. "Gracias" otra vez y "Muy amable". Pero cuando me lo cruzo por undécima vez en el día y él, solícito, gira el picaporte para dejarme pasar -a mí, ¡la reina de la nada!- ya no sé qué decir. Entonces lo miro y le sonrío, mientras pienso para mis adentros cuántos puntos sumaría "portero" en el sistema de aplicación de visa para radicarse en Australia. Creo que ni siquiera figura en la lista.

22 abril 2008

Un invento judío, seguramente...

Los hebreos salieron de Egipto el 15 de Nisán hace 3320 años.
El 16 (tal vez el 17, como mucho el 18) uno de esos hebreos inventó la Hepatalgina.
Por favor no me lo discutan: llevo tres días comiendo Matzá.
El que lo niega (u osa sonreír) es un hereje.

Mo'adim Lesimjá!

20 abril 2008

Mi Séder de Pésaj acá

Hemos pasado un hermoso Séder de Pésaj en familia. Vinieron también unos amigos de mi hermana, divina familia. Leímos de la Hagadá, tomamos las cuatro copas, abrimos la puerta para Elihau, nos animamos con el maror, mojamos la comida en agua y sal, cantamos "bejol dor vador", "avadim ahinu", "betzet Israel" y mucho más, recordamos las diez plagas, nos divertimos con el "daieinu" interminable, los chicos se impacientaron, apuramos el Pésaj-Matzá-Umaror, nos confundimos de página, escondimos el Afikomán, sacamos millones de fotos, dijimos Shh!, cantamos a destiempo, algunos no quisieron leer, otros miraban tímidos siendo su primera vez, nos pasamos la Hagadá de punta a punta de la mesa, nos preguntamos con los ojos con qué música cantamos el Vehi sheamda, dijimos qué rica la sopa de kneidalaj y qué bueno está el pescado, preguntamos quién hizo el pollo y pasáme la receta de esta torta, pedimos más matzá y mezclamos el jrein con el jaroset, llegamos al postre llenísimos pero seguimos comiendo igual, dijimos "cuánto comí" y "no doy más", los chicos buscaron el Afikomán hasta en la heladera pero estaba detrás de los Cds, seguimos con el café y LOS MEJORES BOMBONES DE CHOCOLATE QUE SE HAYAN VISTO JAMÁS (:)), llenamos la casa de miguitas de matzá y manchas de jrein, olor a pollo y caos por doquier, dijimos Jag Sameaj y te ayudo a levantar, dijeron no dejá, dijimos me voy porque no doy más, estuvo todo riquísimo, mil gracias y chau.
Así en Argentina, en Australia o en Panamá. Un Seder es un Seder aquí y allá... pero lo mejor es poder festejarlo en familia.
Este año tuve la suerte y doy las gracias a dios.
Que tengan todos todos un Jag Sameaj. Y acepten este consejo de una inmigrante: ¡¡¡Disfruten de hacerlo con los suyos, aunque se peleen por quién pone la casa, quién hace el pollo y quién paga la matzá!!! La mitzvá dice "Vehigadeta le binjá": "Y le contarás a tu hijo".
Y no precisamente por mail.

Así cerré la ingesta (¡provisional!) de harina por Pésaj:

Cabsha
Empanadas de carne
¡¡Torta de chocolinas!! (la verdadera y no ésta)
Más sandwhices de miga
Torta mil hojas
Unas masas con merengue y un montón -pero un montón- de dulce de leche
Knishes de papa
Fosoforitos de queso y etcétera
Vigilantes

Ahora se viene sólo matzá.
Con dulce de leche.
Repostero.
O con manteca y sal.
¡Feliz Pésaj!

Repertorio nacional

O una de dos: o este paseo termina pronto o Constanza y Jeremías van a tener que hacer escala en el Tíbet y meditar antes de volver a Australia. Porque llevármelos así, con el "repertorio" que han aprendido me va a costar, por lo menos, una suspensión de semana y media del cole, numerosas supresiones de recreos y una citación del psicólogo institucional!!!
A los "maestros" (léase: mis sobris): sería genial si, de ahora en más, en lugar de decir "la p... que te parió" cada dos segundos y "g...cho de m..." cada tres, "la c...cha de la lora" dos de cada tres palabras, y "!#...&=*.." (perdón, pero les aseguro que éste último es irrepetible), les decía, sería genial si en lugar de ello resumieran todo en un simple :
"F**CK YOU".
Esa, por lo menos, a Coni y a Jere ya les resulta conocida.
Desde ya muchas gracias y los saludo con un cordial Shalom.

17 abril 2008

Socio (capitalista) se busca

Acto 1ero.
-Tomi, mi amor, ¿qué querés que te regalemos para tu cumple?
-La PlayStation 3 (= 1000 dólares)
-Ah, no mi amor, eso no puedo.
-¿Por qué, sos pobre?

Acto 2do.
-Guidi, ¿qué querés para el Bar Mitzvah?
-Una Nintendo Wii (450 dólares)... o un Ipod Touch (600 dólares)
-Ajá...

Acto 3ero.
-Tía
-Qué, Juli?
-El año que viene es mi Bat. ¡Ni se te ocurra no venir desde Australia, eh!
-Pero Juli...
-Ey, mirá que si viniste este año para la de Guido tenés que venir para la mía!! (= 9000 dólares sólo en pasajes)

Muchachos, o este blog empieza a generar ganacias o me tendré que replantear seriamente la existencia del mismo. O tal vez podría hacer lobby para que los sueldos docentes aumenten. Considerablemente. Muy considerablemente. O empezar a jugar a la Lotería. Al fin de cuentas, alguien se tiene que sacar todos los años el Gordo de Navidad, no es cierto? O, claro está, como el título lo dice, acepto socios capitalistas. ¡Urgentementeeeeeeeeee!

16 abril 2008

Este post va sin título porque si no ya da asco.
Ahí va:

Bananita Dolca
Alfajor Terrabusi
Mate
Garrapiñadas
Pan de carne de mi suegra

(Bueno, sí, también sopa de verduras, bah!).
Hasta la próxima. Y perdón a los otros inmigrantes si se les está haciendo agua la boca. ¿Saben qué? Piensen que la que se lleva los kilos de más soy yo (si eso los consuela).

15 abril 2008

La Fiesta Inolvidable

Del lat. festa, pl. de festum. f. Reunión de gente para celebrar algún suceso, o simplemente para divertirse./f. Diversión o regocijo.

¡¿Eso es todo?! Pero, señores, ¡no puede ser! El que escribió el diccionario de la Real Academia Española o estaba medio dormido, borracho o impedido... ¡o nunca estuvo en una verdadera FIESTA! Por lo menos no en una como la que yo viví ayer, a todo trapo, a pura diversión, a todo ritmo, incansable, fina, lujosa, gourmet, imparable, fenomenal.
Después de una maratón de plegarias, puesta de tefilín, rezos y formalidades llegó finalmente la fiesta del Bar mitzvah de mi sobri.
Aseguro que nunca me he divertido tanto. Tampoco nunca vi una demostración de amistad tan efervescente, tan genuina, tan apasionada, como la de los amigos presentes en el salón. Los llamados "homenajes" (videítos o canciones en vivo y en directo, escritos, actuados y dirigidos por grupos de amigos, con disfraces, montaje, edición y la mar en coche, siempre destacando cualidades del homenajeado, en joda o en tono nostálgico, mezcla de "te acordás cuando íbamos juntos al jardín" con "mirá cómo te conozco, sé que sos así y asá", videítos, decía, que luego son pasados en la fiesta en pantalla gigante para deleite de todos) le dieron a la fiesta un toque autóctono. Las puertas del Salón se abrían por doquier para pasar a otro salón, y luego a otro, en donde nos esperaban más manjares, más shows, más conjuntos, más sorpresas. La ambientación (o sea, en buen criollo, "la decoración") nos ha dejado boquiabiertos. Qué buena elección de centros de mesa. Y cuántas velas, estratégicamente ubicadas. Además, los invitados nos volvimos a casa con más regalos (souvenir, le decíamos antes, pero esto lo supera) que el propio "bachur habarmitzvah". Desde la una del mediodía hasta las 11 de la noche no cupo un alfiler de silencio, un respiro sin bailar, mirar, oler, comer, reírse, cantar. Mi amiga Patri G. dice que para que haya fiesta tiene que haber algo de "exceso". ¡Pues entonces ayer hemos cumplido con el cometido, Patri!
Un observador externo podría concluir lo siguiente:
"¡Cómo saben hacer fiesta estos argentinos!"
O bien:
"Estos judíos sí que saben pasarla bien"
O quizás:
"Esta gente bien sí que sabe divertirse"
O tal vez:
"Estos argentinos de la cole sí que saben organizar fiesta cuando hay con qué, eh!"
Es mi obligación anunciar que, de ahora en más, quien necesite una organizadora de eventos no debe dejar de comunicarse con la madre del borrego (o sea mi hermana Marcela).
Ha nacido una nueva empresaria.
¡Salud! Y Mazal Tov.
Ah, me olvidaba, pequeño detalle...: "Pr$ductor", mi cuñado Rubén.
Ahora sí.

Hoy:

Paragüitas de chocolate.
Afajor Jorgito blanco.
Ajíes rellenos de mi suegra.
Alfajor Havanna.
Medialunas de grasa.
Maní con chocolate.
Ir al cine solos (los chicos a cargo de abuelos y tía - cero gasto en babysitter)
Y otra vez la ropa lavada por "la señora". A mano.

¿Qué más se puede pedir?

13 abril 2008

Jere en la ciudad

En Australia la inmensa mayoría de la gente (qué expresión idiota, ¿¿qué es la "inmensa" mayoría?? en fin, ustedes me entienden, casi todos) vive en casas. Nada de edificios, sólo los hay en el centro y son generalmente oficinas.
Ayer estábamos por salir a pasear por Santa Fe y el ascensor estaba en Planta Baja. Sergio con Henry a upa, las manos llenas, entonces le pide a Jeremías:
-Jere, llamá al ascensor
Acto seguido, Jere:

-Ascensor! Ascensoooooooooor!

Juro que es verdad. A veces pienso que Jere comete anécdotas sólo para que yo tenga qué escribir en el blog.

Las tareas del hogar... ¿qué era eso?

Mi suegra me informó que "la señora" iba a lavar toda la ropa sucia. Que no me hiciera problema. ¿Seguro? Seguro. Pero es un montón (somos cinco). Quedate tranquila, vos dejá todo en el lavadero. ¿Pero seguro, Silvia? Seguro. Bueno, le dije.
Al día siguiente volví y tenía toda la montaña de ropa sucia ya lavada, secada, clasificada y doblada. El paraíso en la tierra.
¿Será esto motivo suficiente para cancelar mi residencia permanente en Australia, y simplemente volver?
Eso, y las medialunas de grasa.
Lo estoy pensando seriamente.

10 abril 2008

El menú familiar de hoy

Pan Lactal Fargo con manteca La Serenísima light.
Café Dolca Suave con Chuker "ultra" (esto es algo nuevo, un edulcorante "reforzado", whatever that means!).
Medialunas de manteca (en mi caso fueron cuatro... tal vez cinco. O quizás fueron seis).
Cereales choco krispis con leche.
Postrecito Shimmy de vainilla.
Alfajores Balcarce.
Pan con Casancrem Light.
Sugus (¿me parece a mí o ahora los hacen más chicos?).
Flan.
Chocolinas.
Choripán.

Ah, sí: tambiém comimos arroz integral y ratatouille de verduras, pero eso a quién le importa, no?

Jeremías dixit

Jere dice que le gustan más los autos de Argentina que los de Australia... porque acá no hay que usar el cinturón de seguridad!...

09 abril 2008

¡Cómo creció Tinelli!...

En fin, que el tiempo pasa es algo tan cierto pero tan de todos los días, tan lento, tan en un continumm que no nos damos cuenta. Hasta que volvemos. Como yo, que después de unos años volví de visita. Y de repente veo en la tele a los mismos personajes de siempre... ¡pero cómo han crecido! Cómo creció Andre Pietra. Y cómo creció ese periodista de pelo blanco de CQC. Y cómo creció Claribel Medina. Y qué crecido que está Raúl Taibo. ¡Y cómo creció Tinelli!...
Jeje, no me digan que no es hermoso el eufemismo: es cierto, también podríamos decir que "están más viejos", pero eso solo refleja que el tiempo ha pasado también para mí, así que prefiero decir, como cuando uno se reencuentra con una criatura que hace mucho que no ve:
"Pero cómo ha crecido este chico!".

Jere en Argentina

El título lo dicee todo: los que ya saben de las ocurrencias de Jeremías por este blog, imagínenselo caminando por las calles de Buenos Aires y ya está todo dicho.
Algunas cosas que dijo:

Al entrar al baño, señalando con cara sorprendida preguntó: "¿Y eso qué es? Claro, era el bidet... (inexistente en Australia)

Caminando por Santa Fe preguntó por qué las baldosas estaban todas flojitas.

También preguntó qué era un "colectivo".

Y qué quieren "esos señores y por qué están sentados en la vereda".

Tampoco entendía por qué a la ambulancia, con la sirena a todo lo que da, no la dejaban pasar.

Y se queda duro cuando su prima lo llena de besos al llegar, y al irse, y en la mitad, y porque sí, y más besos, y otro más para el camino.

Está fascinado con la cantidad de posters de Boca por todos lados. Y sus ojos no pueden creer la oferta de golosinas en los quioscos.

¡Y miren que esto recién empieza!
Nos vemos en el próximo post.

Entra por el paladar

De visita en Argentina. Otra vez (la última fue hace dos años y medio... ¿mucho? ¿nada? ¿lo justo? Y en todo caso: ¿lo justo para qué?).
Poco puedo decir de la famosa preguntilla y cómo vez a la Argentina, che porque no pasaron ni 24 horas desde que el AR1183 de Aerolíneas Argentinas pusiera sus rueditas en tierra patria, pero estoy en condiciones de afirmar lo siguiente: el paladar tiene un poder evocativo de magnitudes colosas. Probar las medialunas de grasa que me compró mi suegra especialmente para la ocasión, y acto seguido dar cuenta de variedades diversas de sandwichitos de miga (¿o fue en otro orden?) ha logrado hacerme acordar de todas mis vidas pasadas en éste, mi Buenos Aires querido.
Ahora me voy a dormir pero mañana... mañana me toca pan francés con Casancrem.
Light.

04 abril 2008

y una más

Me olvidaba, para agregar a la lista del post anterior (cómo sé que no me estoy haciendo más vieja sino todo lo contrario...) lo siguiente:

Todavía sigo pensando qué voy a ser cuando sea grande!!!

Shabat Shalom.

31 marzo 2008

1ro. de Abril

Señales de que NO me estoy haciendo más vieja:
Me gusta el pan con manteca.
Me encantan los dibujitos animados.
No quiero ir a la escuela.
Sigo pidiendo los tres deseos.
Pongo velitas en la torta.
Estreno ropa nueva.
Y me fascinan los regalos.

Señoras y señores mañana es mi cumple.
Hoy todavía tengo 38 y mañana... mañana a la una y veinte del mediodía habré vuelto a nacer. Por trigésimonovena vez.
Felicidades.

16 marzo 2008

El Grand Prix según Jere

En Melbourne se está llevando a cabo la carrera de Fórmula Uno, en el famoso circuito de un verde envidiable y un lago precioso del Albert Park. Queda a unos diez minutos de mi casa. El viernes, por tanto, nos despertamos al son del rrrrrrrrrrmm rrrmmmmmmmmmmmm rrmmmmmmmm apareciendo y desvaneciéndose al compás de las vueltas a la pista. Coni y Jere alegres de que algo de fama internacional ocurría a pasos de sus oídos.
Al día siguiente, segundo día de la carrera, estábamos desayunando y Jere para las orejas cual perro guardián.
-¿Qué pasa, Jere?
-No, nada, me pareció ecuchar eso.
-¿Qué cosa?
-Eso de los autos: lo de la Fórmula Dos.
-No, mi amor, Fórmula Uno querrás decir.
-No. Eso fue ayer...

Y sí, una más de las de Jere.
Hasta la próxima.

08 marzo 2008

Reencuentro en un click

Este blog se está poniendo vago (como decía Borges, "Exploro con mi báculo indeciso..." pero sabemos que la referencia a la indecisión era a él mismo, y no al báculo, así que saquen sus propia conclusiones cuando digo "Este vago blog...").
Han pasado un par de cosas junto con el tiempo, siendo tan llamativo a nuestros ojos (míos, lo de Sergio) cómo han crecido nuestros tres hijos. Hoy caminaba Coni y de espaldas, por un instante pensó Sergio que era yo. Lo más loco es que yo también: pensé que era yo misma pero no era, claro, yo era yo y no mi hija, que caminaba delante mío unos pasos tan parecidos... tan grandes de repente...
Y también ha pasado un reencuentro que años atrás hubiese sido improbable. O, de haberse dado, hubiese llevado años largos y esperas y cartas llevadas en barco. Pero hoy, en el instantmundo en que vivimos, llevó un par de clicks y allí estaba: una noche, en la casilla de mi correo electrónico, sin buscarlo ni imaginarlo, un mail de Carolina Roitstein, la hija de mi primo "el alto"... Carolina simplemente me explicó que (ahora ller todo a gran velocidad:) por una conexión-de-Facebook-con-Blogspot-llegó-a-mi-a-través-de-una-amiga-en-común-que-también-tiene-Facebook-y-le-dio-la-dirección-de-mi-blog-y- bueno, allí estaba nomás: no la veía desde los 6 años. Mis abuelos tardarían la vida entera en entender cómo funcionan las redes sociales basadas en internet (si todavía me acuerdo cómo, ante la filmadora, se paraban abrazaditos y sonriendo como esperando la foto, y no ayudaba que les dijéramos "hablen, hablen, que esto es una filmación" porque el concepto no lograba instalarse en sus mentes). Eso me daba tanta ternura! Sin embargo no sé si será ternura lo que les despertará a los de la Generación Z (los niños de hoy) nuestra total nulidad frente a los hologramas, o lo que sea llegue a ser la nueva tecnología para cuando nosotros tengamos la edad de mis abuelos cuando posaban para la filmación. Veremos. (¿Seguirá estando este blog en algún lugar de la red para recordármelo?).
En fin, el hecho es que en un santiamén me reencontré con esta hija de primo y fue lindo: inesperado, global e instantáneo como dios (léase "la era tecnológica") manda.
Maána o pasado les cuento otras de las cosas que han pasado desde que este blog se puso vago (recuerden "el báculo indeciso..." y sabrán, obviamente, que vaga estuve yo. Al blog lo absuelva de culpa y cargo). Es de madrugada y necesito darle a estos ojos un cierre de párpados antes de que lo hagan solos.

26 febrero 2008

La (ahora sí: total) entrega

... y aunque sólo sea porque ahora entiendo la entrega de los Oscar enterita y me puedo reir de los chistes en tiempo real (y no tres horas después cuando la intérprete lograba traducirlos, con retraso considerable) valió la pena venirse a vivir a un país anglosajón. Ahora sólo me falta que lo repongan a Billy Cristal como maestro de ceremonias!!

20 febrero 2008

El besito de las buenas noches (¡pero en español!)

Recién fui a dar la "ronda" de la noche por las piezas de los chicos antes de irme a dormir. Constanza se durmió con un libro de Mafalda en las manos. Henry con un CD de María Elena Walsh. Y a Jeremías, antes de dormir, le leí -a pedido suyo- "Sinbarba y la Princesa", en castellano.
Qué cosa, ¿no?

14 febrero 2008

El acento registrado

Van cuatro años que estoy en Australia. Y siete meses, para ser precisos. Mi amiga Patri otros tantos. A tomar café fuimos, juntitas, el otro día. Un café más o menos pasable en una entretenida cuadra de un barrio mezcla de judío con bohemio, familiar de día, loco de noche. Un café queríamos, y un chocolate caliente (un submarino, bah!).
-How much is it?
-Eight fifty.
Genial. Abro mi billetera, voy a entregarle la tarjeta para pagar y la mujer me dice:
"No credit. C.A.S.H. O.N.L.Y"
ES decir: no es que nos dijo en tono normal y vocalización normal: "Sorry, no cards, cahs only". No: la mujer nos miró a los ojos, y a la vez que hacía seña con sus manos para ejemplificar lo que decía (movimiento de índice de izquierda a derecha para indicar NO, raspado de índice con pulgar en movimientos rápidos para indicar dinero, etc), con su bocaza nos decía las dos palabras lentamente, y vocalizándolas como si fuéramos sordas y debiéramos leerle los labios.
Claro: evidentemente le caímos como dos gringas, recién bajadas del avión. Con apenas decirle "Large Cappuchino and a Hot Chocolate" la mujer asumió que nuestro dominio del inglés era, con suerte, escaso.
"C-A-S-H O-N-L-Y" nos decía, señalando nuestra billetera y haciendo la señal internacional del dinero.
Con Patri nos miramos. Fue un instante y estallamos en carcajada.
Así que ya ven, habrán pasado treinta años, iremos a tomar café y les puedo asegurar que la historia podría repetirse: El acento lo llevamos como una marca registrada, como decía Rodrigo, que en paz descanse...
C.A.S.H O.N.L.Y. quedó para el anecdotario, y es nuestro saludo habitual con Patri. De ahora en más.

05 febrero 2008

Narcotizados ante las noticias

Estoy abombada de tanta bomba. En una época, un ataque suicida era seguramente en Israel, desgraciadamente. El mundo no sabía, no entendía cabalmente lo que un hombre-bomba significaba. Después vino el 11 de Septiembre y la idea de terroristas convertidos en bombas, o autobombas (o aviones-bombas) comenzó a hacerse palpable en la mente de la humanidad. Sí: los atentados suicidas existen. Y Sí: son inesperados y la víctima puede ser cualquiera. Alguien que se levantó para ir a trabajar, alguien que pasaba por ahí, alguien que volvía del colegio, alguien que estaba comprando cigarrillos o esperando el colectivo. Alguien. Cualquiera.
Ayer estaba mirando el noticiero de SBS (canal local de aire) y mi mente no lograba reaccionar ante la información que captaban mis oídos, entraba por mis ojos y catalogaba mi cerebro: Pakistán, Iraq, Israel, sacudidos por ataques suicidas. La cadena era interminable y lo que me generó aún más espanto es la falta de él: ¿no estaremos acostumbrándonos a ello? Por un momento me espanté pero ante la repetición del acto (distintos escenarios geográficos, pero la locura es la misma), ante la repetición, decía, quedé anestesiada y mi hermoso espanto se convirtió en nube y después en nada. "Total no nos pasa a nosotros, no?"... Australia es un país relativamente seguro... eso dicen. (Hasta ahora). Coincidió todo esto justo con el primer día de clases. La entrada al colegio judío de mis hijos no está vallada con los pilotes a que nos forzó el atentado a la AMIA. Tampoco hay gran despliegue de seguridad. La prevención es mínima, espero que sea porque es proporcional al riesgo. Por el amor de dios, que alguien pare esta locura: que nunca dejemos de espantarnos ante la noticia de que en alguna parte del mundo alguien, por la acción delirante y fanática de un lunático terrorista suicida, perdió la vida. El caso de las dos mujeres con discapacidad intelectual utilizadas como enviadas suicidas ha llegado a convencerme de que la perversidad humana todavía está en pañales. Mientras tanto la vida sigue, el noticiero terminó y yo preparé las viandas y el uniforme para el primer día de clases. Como dice Susanita (la de Mafalda): "decí vos también tu qué barbaridad y listo"...
Claro que el que conoce a Susanita entiende que a través de ella Quino critica la indiferencia de la humanidad frente a las desgracias colectivas. Así que no digamos qué barbaridad, ni qué terrible, ni qué tragedia. Eso no conduce a nada. Obviamente tampoco conduce a nada apagar el televisor y hacer las viandas para el día siguiente. Así que aún estoy pensando, algo se me va a ocurrir. No me creo capaz de detener un atentado suicida pero sí me siento en la necesidad de obligar a mi cerebro a pensar en un principio de acción. Un principio, eso es todo. Que el próximo atentado suicida no me encuentre frente al televisor con mi qué barbaridad y mi qué calamidad vacíos de acción. Y, antes de inventar la rueda, me voy a fijar qué existe ya al respecto. En Australia, en Madrid, en Liniers o en Estambul. Alguien ayer, frente a las noticias, tiene que haber sentido lo mismo que yo.
¿O no?

29 enero 2008

Gracias por la fauna

Pinguinos
Ciervos
Pelícanos
Vacas
Ovejas
Erizos
Conejos
Gaviotas
Unos pájaros exóticos de los cuales no sé su nombre
kookabura (el pájaro que ríe)
Cisnes
Wallabies
y por supuesto canguros

Todo eso vi la semana en la isla, en distintos ámbitos, sueltos, y sin pagar entrada. Voy a comprar leche y veo un cervatillo. Voy a mandar un mail y ahí se me cruza un erizo (el famoso puerco-espín). Como dice mi amiga Patri, al ver cuánto se divertían nuestros hijos barrenando las olas: "... y pensar que es gratis, no tenés que andar poniendo una monedita para que venga cada ola!!"...
Australia: ¡a tu salud! Gracias por la fauna (en la flora no soy tan experta).

24 enero 2008

Vacaciones en la isla

Disculpen la momentanea ausencia. Estoy de vacaciones. En una isla. Chica, tranquila, a hora y media de Melbourne. Playa, caminatas, un poco de siesta, pizza, arena hasta en los oidos y sandwich de queso con tomate. Cualquiera diria que estamos en Miramar. Pero no: como dice Rub'en, que es de la banda, "nos faltan las facturas". Y el barquillero, diria yo (ahi delato mi edad, jeje). El mate esta vez lo deje en Melbourne, ya que me negue a llenar el baul de la Rav con adimentos de ultimo momento. Y, para mi sorpresa, tampoco traje taanta ropa. Que es una semana, nom'as. Y, por sobre todas las cosas, es Australia. O sea: relajate y disfruta. No importa si tenes la mejor bikini. Pero si la mejor tabla de surf, porque eso te permite barrenar mejor las olas, y las mas altas. No importa si tenes las ojatas ultra thin de Havaianas (las metalizadas, obviamente). Pero si importa que tengas un buen calzado, de varios cientos tal vez, para no reventarte los pies con el ripio o lo que fuere que hay al fondo del mar. No importa si tenes unos rollos por ahi, por alla, o en toda tu humanidad: pero asegurate de tener un buen protector solar y cubrirte entero porque si no las consecuencias pueden ser fatales (Australia tiene el indice mas alto de cancer de piel del mundo). Entonces vos vas a la playa y no tenes ciento veinticinco millones de ojos clavados en tu espalda mientras te sacas el short (o el pareo, o lo que fuere que sea el ultimo grito de la moda dictado por ... Pancho Dotto?... o ahi tambien delato mi edad?). No. Vos vas a la playa -gorda, flaca, mediana, excedida, rellenita, escualida, mastodonte o escarbadiente- y sos, con todo el sentido que esto implica: libre y feliz. Vas a ver las mejores carpas, el mejor calzado (mejor en cuanto a resistente, antitranspirante, antibacterial, no en cuanto a que tiene una o dos tiras en la parte izquierda superior de color caqui, que hacen juego con la cabeza del que los diseño), vas a ver los mejores trajes de neopren, el protector solar mas efectivo. Claro que todo lo mencionado es tambien costoso, y muy. Pero no es caro. Costoso si: cuesta muchos dolares adquirirlo. Caro no: su utilidad justifica -de verdad- el precio pagado.
Asi que aqui estan, en mi placard de la isla, mis bikinis mas osadas, mis prendas mas "in"... que me harian quedar super "out" si las usara. Nobody cares. Por eso sos libre. Y feliz. Bueno, casi: siguen faltando las facturas.
Hasta la vuelta.
*perdon pero no logro encontrar los acentos en el teclado de la isla. Se ve que tampoco importan... a l'a Gabo...

18 enero 2008

Fotos del Australian





Son las dos y cuarto de la mañana y no creo poder pegar un ojo hoy: acaba de terminar el partido entre Rodick y Kohlschreiber y fue un espectáculo futurista. Si lo han visto entenderán de qué hablo: un tenis de primerísima calidad, Rodick convirtió nada más ni nada menos que 42 Aces!! Y el alemán no se quedó atrás, con 32. Pero no fueron sólo los Aces sino la precisión, la velocidad, la confianza, la estrategia. Una combinación de perfecto estado físico, control mental, eximia visión, rapidez de reacción y destreza en los movimientos. Nunca el tenis vio algo así. Potente y arrollador.


Pero bueno, aquí van las fotitos que prometí. Son amateur pero espero transmitan un poco de la emoción que se siente al tener a pocos metros a un famoso de verdad (y por todos los buenos motivos).

17 enero 2008

Hablar siete idiomas... quién pudiera...

Un encuentro en la oficina: él le cuenta a ella que tiene un problema enorme: está a punto de empezar una reunión de negocios importantísima con gente de siete países diferentes y su intérprete no ha venido. La empleada, solícita, se ofrece a ayudarlo. "Yo puedo hacer ese trabajo", le dice... Véanlo, no tiene desperdicio.

Cariños y me voy a dormir. El Australian Open estuvo genial, me enamoré de todos los jugadores y saqué unas fotos deliciosas de las hermanas Williams que trataré de subir mañana. Disfruten del video.

16 enero 2008

La reconciliación

Hoy me vuelven los colores, sí señor. Después del episodio de la pareja de argentinos que me dio la lata con los chacinados (¿o eran embutidos?) y mi desilusión, aquí estoy de nuevo con mi corazón latiendo en castellano y en celeste y blanco. Todo gracias al deporte. El Australian Open es pasión por aquí durante dos intensísimas semanas y la tele en mi casa no deja de mostrar los partidos. Veo de todo: serbios contra rusos, australianos contra japoneses, austríacos contra croatas, todo vale y es, generalmente, de primerísima calidad. Pero cuando realmente mis fichas se ponen en juego es cuando juega un argentino. Ayer debutó Diego Hartfield contra -nada más ni nada menos- Roger Federer. Me pregunto cómo habrá reaccionado cuando se enteró de que le tocó en suerte, en su primer partido de este torneo, jugar contra quien no solamente es número uno del mundo sino que, además, lleva ganados 12 grand slams y viene defendiendo su ranking de número uno desde febrero de 2004. Un récord. Una máquina. Y ahí le tocó, por puro azar nomás, al tal Diego Hartfield, argentino de marca y nacimiento, enfrentar al invencible en el primer partido de un torneo por eliminación simple por el cual, como su nombre lo indica, el que pierde vuelve a casa. Así que desde el living de casa, mientras alguien decía "pobre Diego, habrá estado a las puteadas cuando vio que le tocó contra Federer"... yo pensaba que tal vez no, que quizás en un arranque de autocompasión y lucidez Diego Hartfield pensó: "qué suerte la mía de poder jugar contra Federer. La leyenda". Sea como sea (ah, sí, perdió Diego, pero dignamente y con fervor) sea como sea, decía, de mi placard brotaron todas mis remeras de Argentina, esas que si vivís allá no te ponés ni loco, y ya me estoy eligiendo el vestuario para cuando vaya mañana al Road Laver Arena a mirar. Búsquenme en la tribuna: voy a estar de remera blanca, gorra escarapela, mirando a alguno de los tres argentinos que todavía siguen en carrera, gritando "vamos todavía carajo!!". En perfecto español.

13 enero 2008

¿Cuánto en realidad nos une nuestra lengua madre?

Me estoy repreguntando si mi lengua madre es realmente un lazo que me une a mis "co-parlantes" (qué buena palabra, no?) tan poderosamente como yo pensaba. Será que ya han pasado cautro años y medio de nuestra llegada a Australia, o será que la elevé a categoría de "religión" cuando es en realidad sólo un instrumento de comunicación - lo cierto es que una vivencia que tuve el otro día en un shopping me hizo cuestionarme eso del castellano y los hispanoparlantes y la unión verdadera:
Estaba con Constanza, Jeremías y Henry en el Target del Malvern Central (un shopping chico) cuando de repente pasa una pareja hablando del precio de las sábanas en castellano. Yo, a su vez, hablaba con los chicos del precio de los Nintendo DS lite. En castellano. Cual perros, a ambas partes se nos pararon las orejas al escuchar las palabras tan familiares, la cadencia, el acento de la lengua madre en común. Al cruzarnos cara a cara, y tras un brevísimo intercambio de miradas de "compinchismo", nos dijimos hola, hola, en perfecto español y el hombre fue más allá y dijo feliz año y yo gracias y ahí nos quedamos varados, sin avanzar. En vez de seguir cada uno por su lado la lengua madre nos hermanó por unos minutos, y nos enfrascó en una charla amena... amena por unos minutos, porque luego del intercambio de rigor (de dónde exactamente son, cuánto hace que están, les gusta, extrañan) y cuando yo sentía que se había agotado mi interés ellos no movían las piernitas del lugar, y continuaban la charla como si fuéramos grandes amigos reencontrándonos después de muchos años. A toda costa el señor -con la mejor intención, reconozco- me quería contar en dónde podía conseguir chinchulines, morcilla, chorizo colorado y matambre. Dedicó unos diez o doce minutos a contarme todos los prodcutos argentinos que acá logra adquirir, con especial insistencia en los embutidos. Se esforzaba en explicarme cómo llegar a una carnicería que está como a cincuenta minutos de mi casa. Dijo que espere, que iba al auto (tres pisos más abajo) porque tenía una tarjeta de la carnicería con la dirección y me la quería dar. Mientras yo, que fui vegetariana un par de años, tengo un interés nulo en los embutidos, y por sobre todo jamás viajaría cincuenta minutos para comprar básicos diarios, trataba deseperadamente de terminar amablemente la conversación, me preguntaba a su vez cómo cuernos fue que terminé dedicándole casi veinte minutos de mi tiempo a dos perfectos desconocidos que nunca más volveré a ver. Fue como si el hecho de hablar la misma lengua nos haya obligado a decirnos cosas. Me hizo plantearme la pregunta de con quién tengo más en común: ¿con un argentino de Misiones, por el hecho de que los dos hablamos castellano, o, por ejemplo, con un judío de Nueva York? ¿Con alguien de profesión actor, o pianista, o cartógrafo, de Capital Federal o con un escritor de Australia, o una maestra de hebreo de Canadá?
Me quedé esperando al argentino y su tarjeta de la carnicería por pura cortesía. Jamás me la trajo. ¡¡AY, mi lengua madre!!

10 enero 2008

Consejos frente al mar

Estamos fritos: cuarenta grados de temperatura, mañana cuarenta uno, y el calor nos está cocinando. Así que con unos amigos nos fuimos a una hora y media de Melbourne, a un lugar que se llama Anglesea. Lo que tiene de fabuloso Melbourne es que viajando muy poco tenés unas playas alucinantes en verano, viajando para el otro lado también muy poco tenés nieve, para el otro lado tenés montaña, y lo mejor de lo mejor es que gracias al sistema económico estable y bien distribuido, y gracias a que la gente tiene trabajo y gana bien, todos pueden darse algunas escapadas, no sólo unos pocos. Y así, a mi gusto, se disfruta mejor, no sé qué pensarán ustedes (y ojo que no tiene nada que ver con una "mirada comunista" sino un economía bien liberal pero que funciona). En fin. Anglesea tiene playa ancha, sin carpas como las que estamos acostumbrados en Miramar, sino que cada uno se lleva su carpita portátil y se ubica donde quiere. Familias con chicos, todos muy sunsmart, es decir: usando protector solar, gorro, remeras especiales para el agua, anteojos de sol, trajes de baño con protección solar para los rayos ultravioleta, etc. Y a barrenar las olas nomás, que es la parte más divertida. Ahora sí: hay que darles los consejos a nuestros hijos, ¿verdad? Muy bien:
-Chicos mucho cuidado en el mar que las olas tiran.
-Sí, mamá
-Y no vayan a nadar, tengan cuidado, no se vayan a lo hondo
-No, mamá
-Así que no se hagan los vivos que después sufren
-Bueno mamá
-El mar es muy muy traicionero
-Sí, mamá
-Así que se meten sólo hasta la rodilla
-.... (silencio)
-¿Está claro Coni?
-¡¡¡Sí, mamá!!!
-Ah, porque no contestaban. Sólo hasta la rodillas. ¿Está claro, Jere?
-... (silencio)
-¡Jere! ¿Está claro?
-Si... pero, mami... una preguntita...
-Decime Jere
-¿Qué parte del mar es la rodilla?
-(risa-sonrisa) No, mi amor: "se meten hasta las rodillas", hasta tu rodilla: que el agua no te llegue más que el knee.
-Ah.

05 enero 2008

La máquina del tiempo según Jere

-Mami, si las agujas del reloj fueran para allá en vez de para allá (o sea para el otro lado)... estaríamos todos cabeza abajo.

Fin. (niF)

03 enero 2008

De película

Tengo dos películas infantiles para recomendarles. Y sí: estamos de vacaciones, y entre las opciones está la pantalla grande (ya agotamos pileta, pileta con olas, museos interactivos, shopping centers, televisión y mirar el techo, así que empezamos de nuevo, sobretodo porque -sólo en Australia...- otros lugares de entretenimiento de lo más divertidos están justamente "cerrados por vacaciones", como ser patinaje sobre hielo y un pelotero espectacular llamdo Taskworks (¿¿cuándo piensan abrir, el primer día de clases??). OK, aquí van las recomendaciones:
El otro día fuimos a ver Enchanted, la típica película de contraste, en la que una delicada hada de los cuentos es arrancada de su idílico bosque encantado y enviada por la madrastra mala nada más ni nada menos que a la ajetreada ciudad de Nueva York. La película es deliciosa porque también lo son los personajes centrales. Después de ver a la actriz principal actuar con sus modales finísimos y su bondad a prueba de todo, sus ojos grandes y dulces, su sonrisa compasiva, no podés menos que sentir que todos tus movimientos, hagas lo que hagas, son bruscos y toscos: tan etérea ella... tan terrenales nosotros.
Y hoy fuimos a ver Alvin and the chipmunks. Un compositor de canciones frustrado, que no logra firmar ningún contrato, cambia su destino cuando se cruzan en su camino tres ardillas (bah, una especie de ardillas) que no sólo hablan sino, también, cantan. La película me atrapó porque el personaje principal no es el típico "ganador", carilindo y superado sino una especie de antihéroe encantador. Además, mujeres, hay que aprender de él: los chipmunks le dejan la casa patas para arriba, todo tirado, roto, desparramado... él se enoja por escasos diez segundos y a otra cosa: ¡¡ni siquiera limpia!! Aaaahhh... quisiera ser Dave de la película y que la mugre no me importe un rábano!!!
Ahora bien, las películas muy recomendables pero tengo un pero (y esto no es sólo en el Dendy Palace de Brighton, Melbourne, sino un mal universal): ¡¡maldito el día en que se permitió comer pochoclo dentro de los cines, maldito cien veces y mil veces más!! Un día de estos fabrico una honda, voy al cine, compro pochoclo y le disparo al primero que haga crunch en mis oídos con la precisión de David contra Goliat.
Dénse por advertidos.