13 septiembre 2014

Henry dice

-Mami, la tía  nos dijo que vayáramos juntos.
-Henry, no se dice vayáramos.
-Ok, ok! Lléramos.

-Mami, ¿cuando uno eructa baja de peso?

-Henry, te acordás cuando decías "salquetines"? jaja. Ahora cómo les decís?
-Medias...

-Todo el mundo debería tener solo dos apellidos. El de Adán y el de Eva.

--Mami, viste cuando venden 2x1? Bueno, si uno compra solo 1, ¿no paga nada?

-Ma, cuando dios les dio la jalá a los judíos en el desierto, ¿era la del Líder o la de Poly?

-Deberíamos tener dos bocas, una para comer y la otra para tomar, porque a veces es asqueroso comer helado y tomar después coca, por ejemplo.


14 abril 2014

Los zapatos de Valparaíso (o porqué los judíos somos como somos)

Hay zapatos y zapatos

Esta es una foto de muchos zapatos:

La tome en el Campo de exterminio de Auschwitz. Son los zapatos que les quitaban a los judíos cuando llegaban. Después los mandaban a las cámaras de gas, donde morían hacinados y desnudos, retorciéndose de desesperación por la falta de oxígeno, con sus bebés aferrados a sus piernas. Murieron 6 millones de judíos.

Esta es otra foto de muchos zapatos:


La tomé hoy el Instituto Hebreo de Santiago de Chile.
Son los zapatos que donaron las familias judías de la Comunidad, para socorrer a los 8000 damnificados del gigantesco incendio de Valparaíso. La ayuda la clasificaron los alumnos. Separaban ropa de bebé, ropa adulto hombre, ropa mujer. Arroz, fideos pañales. Pero, lo que nos pinta de cuerpo entero, es que amarraban los mismos zapatos de cada par, para que la ayuda llegue, y llegue bien.



Hay zapatos y zapatos, ¿viste?