09 junio 2015

A veces las emociones vienen todas juntas (o Poesía sin fin)

Un día faltaba para el Bar Mitzvá de Jeremías. Era viernes y había llegado toda la familia de Buenos Aires y Estados Unidos. Estábamos tomando un café en una -o varias- mesas de Mokka en el Portal La Dehesa. Relejados, emocionados, felices, riéndonos. Y me suena el teléfono. Pensé que eran los del salón, o los del catering, o tal vez los caricaturistas que había contratado para la fiesta. A un día, esos son los llamados que uno espera. Pero no.
-"Te llamo del casting de la película Poesía Sin Fin de Jodorowsky... Alejandro quiere volver a trabajar con Jeremías"...

Muda.
¿Qué hago? ¿Le digo a Jere "altiro"? ¿O espero a después de su Bar Mitzvá?
Por una cuestión de logística -y un poco de sentido común-, igual esperamos hasta después de su Bar.
Sábado 16 de mayo ahí estaba Jere leyendo sus parshiot como bajur bar mitzvá. El martes 19 de mayo lo sacamos de clase en mitad del día para contarle que otra vez lo habían convocado para protagonizar como "Alejandrito" en la nueva película de Alejandro Jodorowsky. Sí: lo sacamos de clases (se ve que mucho sentido común no tenemos... ¡pero era tanta la tentación!).
¿Que cómo reaccionó Jeremías?
Con un ataque de risa.
Luego volvió a clase como si nada pasara.
Después de todo, los actores son así. Saben disimular.

Nos vemos en Cannes, hijo :)

Jere en "Un cuento americano"

Jere en "El violinista sobre el tejado"
Jeremías y Alejandro Jodorowsky
Jere en "La Danza de la Realidad"

.

2 comentarios:

Deja tu comentario aquí: